Informe FADEEAC: alarmante suba del 1,36% del costo del transporte en mayo

La Federación de Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas ya advierte de una situación crítica en el sector debido a los imparables aumentos sufridos en los últimos doce meses, que superan el 29%, y la presión fiscal y las discusiones paritarias.

costo transporte

Puntualmente, en mayo el índice de costos de transporte –elaborado por la entidad- aumentó 1,36% impulsado sobre todo por la marcada crecida del dólar. Dada la devaluación del peso, se verificaron aumentos en los costos de los neumáticos, que es del 9.7 %; lubricantes, que treparon un 9 %; material rodante, con un 7.3 %; y reparaciones, que se ubicó en un 5.9 % más que en abril. El Costo Financiero trepó un 1,18%, mientras que el resto de los rubros no sufrió modificaciones en relación al mes anterior.

De esta manera, desde junio de 2017 el índice acumuló un incremento del 29,3%, de los cuales, el 11,6% corresponde a este año: además del aumento anual por patentes del 30.7%, se destacan Peaje (con 26%), Neumáticos (18.5%), Lubricantes (17.4 %) y Material Rodante (17.4 %). En tanto, en el incremento desagregado en 2017 lideraron los aumentos de costos Peaje

(42.2 %), en el marco de los fuertes ajustes en el tránsito de peajes desde y hacia la CABA, seguido por Gastos Generales (40 %), Patentes (35%) y Costo Financiero (29.7 %).

FADEEAC hace hincapié en la problemática del precio del combustible, que si bien en mayo fue del 0,28% por efecto del congelamiento de precios minoristas para gasoil y naftas establecidos por el Ministerio de Energía hasta junio, sigue siendo uno de los temas que más preocupa al sector ya que recientemente (el 2 de junio para ser precisos, el diésel aumentó un 4,5% en promedio y ya se autorizó una suba del 3% para julio, como parte de la reformulación del referido Acuerdo de Estabilidad de Precios con Cuenta Compensatoria.

Sin considerar el reciente incremento de junio, el Combustible exhibe un aumento de casi 12% desde enero al mes pasado, del 28% desde la liberación del mercado de hidrocarburos en octubre del año pasado y del 36% en los últimos doce meses. Así, el precio en dólares ya iguala prácticamente al de Brasil –que bajó su valor luego de la feroz huelga de transporte- y Chile.

Por último, otro ítem que genera malestar entre los transportistas locales es la presión impositiva -que ronda el 40%- lo que hace que, junto con el encarecimiento del combustible, los salarios y el ajuste del dólar, peligre la competitividad del sector.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *