Hino realizó una nueva capacitación para su programa de Transformaciones Certificadas

Como parte de su filosofía de Soporte Total, la marca japonesa ofrece la posibilidad de realizar la modificación y el carrozado de sus camiones según las necesidades del cliente, para ello trabaja en colaboración con varias empresas carroceras reconocidas en el sector.

hino

Para que este trabajo se realice de acuerdo a los estándares de calidad de Hino y garantizar que la unidad esté técnicamente preparada para la aplicación en la que será utilizado, dentro de su programa HTC (Hino Transformaciones Certificadas), la firma nipona realiza numerosas capacitaciones anuales con las compañías con las que desarrollan las carrocerías para sus camiones.

“Si bien en Hino contamos con documentación técnica y un manual que explica las normas que tiene que seguir el carrocero, con estas capacitaciones estamos yendo un paso más allá, porque en el mercado hay gente muy profesionalizada y gente que está comenzando y no sabemos a qué carrocero va a acudir nuestro cliente. Todo lo que el carrocero haga va a afectar al camión para bien o para mal y conociendo su calidad y queriendo cuidarla, decidimos asesorarlo y ponernos a su disposición con una ingeniería de puertas abiertas para que el conjunto camión-carrocería sea exitoso”, explicó Marcelo Forte, Field Manager de Hino.

hino

La última capacitación se realizó hace poco más de un mes atrás en el concesionario oficial Metrocam, ubicado en la localidad bonaerense de Moreno. Al respecto, los representantes de las principales carroceras que participaron opinaron:

“Esta relación entre el vendedor del camión y el carrocero le brindan una gran seguridad al cliente”, señaló Walter Aguilar, de Sukuba, quien destacó la importancia de poder profundizar en las cuestiones técnicas que manejan habitualmente y del vínculo con la marca.

Julio Cirino, de Carrocerías Culpina, también valora la relación con Hino: “Nunca una terminal se acerca al carrocero para explicarle qué sería lo ideal para que la carrocería esté bien colocada en el camión”.

camilla

“Realmente superó mis expectativas tanto por la parte técnica como por la posibilidad de compartir con otros carroceros”, afirmó Marcos Lukman, de Carrocerías Lukman, que participó por primera vez de esta capacitación.

Por último, Maximiliano Biodik, de Carrocerías Chamula, que ya va por su segunda capacitación, remarcó: “Ayudan a profesionalizar la tarea, que históricamente es una actividad para la que no hay mucha capacitación técnica formal”.

Vale destacar que para este año, la división de camiones livianos de Toyota planea realizar un total de doce capacitaciones de este tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *