FPT Industrial impulsa los Iveco Powerstar que participan en el Dakar y en la carrera Africa Eco Race con sus motores Cursor 13

Tal como señalamos en un artículo anterior, Iveco se plantea igualar o superar su desempeño del año pasado en esta nueva edición del Dakar y para ello confía en una tripulación argentina –con Federico Villagra a la cabeza- y dos unidades más del Powerstar 4×4 al frente de un piloto holandés y otro kasajo (ver nota). Pero, además de los pilotos, una parte esencial para lograr una buena performance en el rally es el motor y para ello la marca italiana utiliza el Cursor 13 –derivado de la versión de calle- en sus vehículos de competición.

iveco derooy

FPT Industrial desarrolla y adapta estos impulsores de 13 litros de cilindrada para rendir hasta 1000 CV y ofrecer un óptimo rendimiento en cualquier condición, especialmente en la altura –una de las mayores dificultades de este Dakar-, ya que pueden mantener la misma velocidad de soplado del turbo sin sufrir inconvenientes.

Pero además, la compañía perteneciente al grupo CNH Industrial también proveerá los motores para los grupos electrógenos Himoinsa, que abastecerán a todos los vivaques de la Organización. Su condición de bifrecuencia les permite operar tanto en Perú, un mercado de 60 Hz, como también en Argentina y Bolivia, en donde los generadores funcionan con 50Hz.

motor fpt

Por otra parte, FPT Industrial está presente en la décima edición de la Arfica Eco Race, en la que participan más de cien vehículos y casi doscientos pilotos y copilotos, que comenzaron la carrera en Mónaco el 31 de diciembre. Gerard De Rooy, al volante de su Iveco Powerstar, intentará seguir los pasos de su padre Jan, ganador de la primera edición de este rally. De Rooy es el favorito entre los 15 camiones participantes.

La prueba se viene desarrollando desde el 31 de de diciembre y finalizará el 31 de enero, luego de cruzar Marruecos, Mauritania y Senegal, antes de alcanzar el Lac Rose, en Dakar, atravesando más de 6.500 kilómetros entre Marruecos y el Desierto del Sahara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *