blanco
FADEEAC

Scania anunció una inversión de R$ 2.000 millones para producir buses eléctricos y sistemas de electrificación en Brasil

Scania fue pionera en introducir camiones y buses impulsados por combustibles alternativos como GNC/GNL en nuestra región, que mes a mes vienen logrando mayores niveles de ventas. Es por eso que la compañía ya se prepara para lo que podríamos considerar la segunda etapa de su plan de descarbonización del transporte: vehículos electrificados.

Scania bus eléctrico Brasil

En ese sentido, la marca sueca anunció un nuevo ciclo de inversión de R$ 2.000 millones para el período 2025-2028, destinados a la producción de buses eléctricos y otra soluciones de electrificación en Brasil y para toda la región. Del total, R$ 60 millones irán dirigidos justamente a la preparación industrial de la planta de Sao Bernardo do Campo, es decir, su adecuación, para la fabricación de chasis para ómnibus 100% eléctricos. Así, el complejo industrial brasileño será la tercera unidad global de Scania en producir EV’s.

Los buses tendrán configuración 4×2, medirán 12 metros de largo y estarán equipados con hasta 5 paquetes de batería. Con la incorporación de la nueva tecnología, la previsión es mantener el nivel actual de producción, con 11 chasis fabricados diariamente -de los cuales tres estarán electrificados-. Los chasis de ómnibus eléctricos que se ofrecerán en el mercado brasileño serán los mismos que se fabrican y venden actualmente en Europa, producidos en la planta de Polonia.

Scania bus eléctrico BrasilDe acuerdo a la compañía, las obras para la introducción del nuevo chasis no son tan complejas debido a que el inicio de la adaptación de la unidad industrial para producir Soluciones de Transporte Sostenible comenzó en 2018, cuando fue presentada la Nueva Generación de Camiones Scania. De ese entonces hasta ahora, las inversiones fueron direccionadas, entre otros proyectos, a la fabricación de motores a gas y biometano, a la nueva generación de buses y también al recientemente presentado tren de fuerza Super, que demandó una nueva ampliación de la planta de motores de la empresa.

“Estamos saliendo del predominio de 120 años del sector del petróleo y el gas, es decir, es un desafío implementar alternativas a las fuentes de energía fósiles considerando el costo y la escala a la velocidad que necesitamos debido a la presión que imponen los problemas climáticos, que ya nos atormentan en el día a día. Y aún en relación al proceso de descarbonización, lo importante es mantener el concepto de “well-to-wheel” y quien conoce el sector de vehículos pesados ​​y la vocación de Brasil, sabe que la diversidad de soluciones está en el centro del horizonte para lograr una transición concreto”, destacó Christopher Podgorski, CEO de la Operación Industrial de Scania.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *