Informe FADEEAC: en abril los costos del transporte aumentaron un 2,40% ya llegan al 68% anual

No sorprende pero preocupa: en abril, tal como ya lo había anticipado la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas en un comunicado previo, el Índice de Costos del Transporte elaborado por la entidad registró una suba del 2,40%, lo que refleja un incremento del 68% si se tienen en cuenta los valores de los últimos doce meses.

Nuevamente, el principal factor que impulsó esta suba fue el aumento en el precio del combustible, que trepó un 3,5% el mes pasado –luego del 8% en marzo- tanto en el mercado minorista como en el mayorista, y que ya lleva un 12,8% acumulado en lo que va del año. La cifra impresiona aún más si se toma como referencia el momento en que se desregularizó el mercado de hidrocarburos: el gasoil subió un 125% desde octubre de 2017.

Junto con este insumo de primera necesidad para el transporte, también se registró un aumento en los lubricantes (9,5%), material rodante (5,50%) y reparaciones (3,67%). Mención aparte para los neumáticos, con una marcada suba del 5,37%, en un contexto en el que persiste la alta volatilidad del tipo de cambio.

Completan las variaciones de costos del mes los gastos generales (6,79%) y peajes (1,10%) que continúa liderando los aumentos de costos en el transporte durante el primer cuatrimestre con un incremento del 63% entre rutas nacionales y accesos, luego de haber aumentado un 43,6% en marzo y un 68% el año pasado.

Por otra parte, la Federación señala que a partir de mayo rige el 5,25% de aumento en Personal, que quedó establecido con el acuerdo paritario de octubre, a partir del que se distribuyó el aumento global en cuatro cuotas: 8% en julio y 11% en noviembre de 2018, en tanto que el otro 11% efectivizado en marzo y un restante 5,25% a completarse en mayo.

El informe reitera y advierte sobre el continuo aumento de costos en un contexto económico recesivo y hasta crítico en muchos corredores. Como consecuencia, se registran fuertes caídas en los volúmenes transportados para el consumo masivo, la industria y la construcción, por destacar los sectores económicos más relevantes. Además, vuelve a remarcar la pesada carga impositiva del 40%, las altas tasas de interés y la incertidumbre cambiaria que afectan de manera directa la competitividad de los transportistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *