HINO hace de la seguridad de sus camiones una de sus principales virtudes

Los camiones HINO del grupo Toyota que ahora se comercializan en Argentina, trabajan tanto en la seguridad activa qu busca evitar el accidente, como en la pasiva que apunta a minimizar los daños cuando el accidente es inevitable. Sus camiones son seguros tanto para los ocupantes como para quienes comparten ruta con ellos, gracias a la visibilidad, los frenos, cinturones de seguridad, el airbag y una cabina lo suficientemente fuerte como para absorber un impacto.

camiones hino

Una buena visibilidad y unos excelentes faros cuidan tanto la seguridad del conductor como la de los demás vehículos con los que se cruza en el camino, ya que reducen el riesgo de accidentes.

La cabina: muy luminosa, la cabina tiene una gran superficie vidriada y el parabrisas convexo, sumado a un pilar de cabina mínimo pero muy robusto, reduce los puntos ciegos y permite el mayor ingreso de la luz exterior a la cabina. La cabina frontal, típica de los camiones ofrecidos en el mercado, reduce el ángulo de visión. En cambio, las cabinas de los camiones HINO brindan mayor amplitud visual sobre la carretera, mejorando el nivel de seguridad ya que reduce la distancia de frenado, permitiendo la anticipación en un 50%.

El parabrisas: sus dimensiones y su carácter envolvente -que se une con bordes suavizados con la estructura de la carrocería-, son otro factor diferenciador de los camiones HINO, ya que se aumenta la superficie vidriada y se genera mayor luminosidad y sensación de espacio interior.

interior camiones hino

Los faros: una lámpara halógena produce un espectro continuo de luz, que logra una luz azulada o fría y que, a diferencia de las lámparas incandescentes comunes, ofrece una luminosidad superior y más efectiva. En la gama de camiones HINO, las luces halógenas altas y bajas son un equipamiento estándar. La regulación de la altura de los faros se realiza a través de un switch montando en el interior de la cabina.

Los espejos retrovisores: la visibilidad es fundamental para la seguridad en el manejo y la disposición de los espejos en los camiones HINO, así como sus dimensiones, generan un ángulo de visión inigualable. El desarrollo de las fijaciones de los espejos retrovisores a la estructura de la carrocería, les brinda una rigidez que al mismo tiempo genera un mínimo de puntos ciegos.

Los frenos: los discos en freno delantero y traseros están configurados en formato campana, lo que permite mayor eficiencia de frenado en el eje delantero. Además, el mantenimiento del sistema de campana, a través de las cintas, bajo el concepto regulación automática, permite un mínimo mantenimiento y una excelente operatividad para la utilización urbana. Los frenos “Antilock Brake System o Sistema de Freno antibloqueo” (ABS), ayudan a controlar el vehículo en situaciones de pavimento resbaladizo o con poca adherencia. El funcionamiento del ABS permite realizar un control selectivo del sistema de frenado a partir de la adherencia de cada rueda individualmente, efectuando el frenado a partir de ir detectando en cada caso la pérdida de control. Adicionalmente, el EBD “Electronic Brake force Distribution o Distribución electrónica de la fuerza de frenado”, también interviene para optimizar la aplicación de la fuerza entre el eje delantero y el eje trasero tomando como referencia el peso aplicado en cada caso. En conjunto, estas tecnologías aseguran el máximo poder de frenado en condiciones severas, logrando un manejo seguro.

Los cinturones de seguridad: son de serie, en 3 puntos en la posición de conductor y acompañante, mientras que en la plaza central es un cinturón de 2 puntos. La cinta que se utiliza en el cinturón es de un material no abrasivo para que resulte más cómodo. La ubicación del cinturón permite un anclaje fácil con la sola utilización de una mano. Al mismo tiempo, permite la configuración de altura para mejorar el confort del conductor, sin perder de vista la posición correcta en caso de una colisión. El cinturón del conductor cuenta además con un pretensionador lo que permite, al momento de una colisión, que el cinturón con pretensionador efectúe un accionamiento inmediato del retráctil de la cinta, asegurando que el torso del conductor quede lo más próximo posible a la butaca. Este elemento de seguridad activa, logra el 100% de efectividad, en la prevención de un golpe o contacto del cuerpo con el tablero de abordo.

El airbag: la bolsa de aire se acciona ante la presencia de una colisión frontal o cuando se detecta una brusca desaceleración del camión en circunstancias normales de utilización. En los camiones HINO, único en su segmento, se encuentra sobre el volante. La bolsa se infla en cuestión de milésimas de segundo, a partir del accionamiento de una carga de explosiva, previniendo cualquier impacto del chofer sobre el tablero de abordo. La combinación del Airbag más el pretensionador, logran un resultado único en la seguridad del conductor.

La carrocería: fortaleza, durabilidad y peso son los tres elementos que hacen de las carrocerías HINO un elemento más para mejorar la seguridad de los ocupantes. Estructura, el refuerzo de la cabina ha sido diseñado para proteger la vida de los ocupantes en caso de un impacto frontal o lateral. Aun así, estos refuerzos aseguran que la cabina tenga la durabilidad e integridad necesario para un uso intensivo urbano. Materiales, la cabina se construye con una variedad de materiales, con un amplio rango de acero de alta dureza hasta panel frontal de fibra de vidrio, logrando una combinación ideal. La estructura del piso y vano motor se desarrolla sobre la base de una mayor utilización de acero galvanizado, lo que asegura una excelente durabilidad y resistencia estructural. Otro aspecto clave en el diseño, es el concepto de Cabina EGIS (Emergency Guard Impact Safety) lo que ha logrado que la cabina del camión HINO, alcance la validación de la norma ECE No 29 del Test de impacto frontal.

Los paragolpes: el delantero cuenta con un desarrollo de seguridad activa importante, que evita el incrustamiento en la cabina en el caso de un impacto frontal con un objeto. Este concepto de diseño asegura que, al momento de requerirlo por el golpe, la carrocería cuenta con la capacidad mecánica de absorber el impacto y evitar un mal mayor. De una pieza de acero, el paragolpe trasero cumple con los más duros ensayos de impacto. Hermanado a la estructura del bastidor, permite una gran capacidad mecánica de resistir una deformación en caso de ser necesario.

Para una mayor seguridad, HINO recomienda a sus clientes realizar siempre una simple revisión diaria, que permita hacer acciones de prevención en términos de seguridad así como asegurar la vida útil del camión.

La ingeniería de HINO se preocupa no solo por la durabilidad, el confort y la calidad de sus productos, sino por la seguridad del usuario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *