En video: así es el cruce de Los Andes a bordo de un Scania R620

El cruce de la Cordillera de Los Andes representó desde siempre una gran exigencia, tanto para las personas como para las máquinas, por lo que no cualquiera puede afrontar este desafío. Excepto para aquellos para los que transitar estos caminos a diario es su forma de vida, como Hugo Valdiviezo, un camionero de 36 años que trabaja para la firma Trans GOL y recorre habitualmente los cientos de kilómetros que separan Argentina de Chile al volante de un Scania R620 V8, su herramienta de trabajo y compañero de ruta.

cruce de los andes scania

Valdiviezo es también uno de los 56 mil conductores que participaron del Scania Driver Competition -el certamen organizado por la marca sueca que busca al mejor conductor- en el que obtuvo el segundo lugar en la gran final latinoamericana, y ahora relató cómo es el día a día en sus constantes viajes desde Mejillones, al norte de Chile, hasta el sur de Buenos Aires, atravesando más de 2.800 kilómetros, con tramos que se elevan a unos 4.200 metros de altura, como el Paso de Jama, cambios de clima constantes y temperaturas que oscilan en hasta 40 grados, transportando cargas generales y explosivos para las mineras.

Necesito mucha potencia para un viaje como este, es muy demandante, con altitudes grandes, desiertos de sal con sol duro y, a veces, fuertes nevadas: ¡todo eso en un mismo día! La potencia extra que me da este vehículo me hace sentir seguro. Llevar a cabo estos transportes era mucho más duro. Pero con la tecnología de los motores V8, el Retarder y el confort de la cabina, es un verdadero placer. Estos días, de hecho, prefiero Los Andes a las cómodas autopistas urbanas”, expresó y señaló que realizar el famoso cruce le demanda al menos un día y una noche.

Para semejante exigencia es necesario contar con un camión acorde y es por eso que Gustavo Galeotti, propietario de Trans GOL SRL, eligió el R620: “Sé que puedo confiar en esos vehículos para operaciones tan exigentes. Tenemos camiones Scania V8 que han viajado más de 500 mil kilómetros en estas condiciones demandantes sin ningún problema”, asegura. Solía buscar la cantidad y, por eso, probé otras marcas. Pero, ahora, me decidí por la calidad y me quedo con los Scania V8”, explicó y destacó la incorporación de los sistemas Retarder y Opticruise, que ayudan a disminuir el desgaste de los frenos y el consumo de combustible: “En el descenso del lado chileno, por ejemplo, hay un tramo de la ruta con un desnivel de 2.100 metros en 30 kilómetros. Nuestros vehículos tienen que superar una gradiente de 12% durante una hora. Esas condiciones requieren contar con tecnología extra para mantener el dominio.”

 
En ese sentido, el transportista valoró la eficiencia de estos camiones y la capacitación brindada por la marca sueca: “Me sorprendió que, en estas rutas largas y duras, los motores V8 son tan eficientes como cualquiera de los motores más pequeños que todavía usamos. Con la capacitación a conductores brindada por Scania logramos obtener el mismo consumo de combustible para cruzar Los Andes con nuestros V8 que con esas unidades. Sólo podemos trabajar con lo mejor. Y no sólo lo mejor, también lo mejor para estas rutas específicas. Transportamos explosivos en rutas que llegan a casi 5 mil metros, con bajadas pronunciadas, gradientes extremas y, a veces, vientos blancos que hacen que el tránsito sea imposible. Puede ser muy peligroso. Entonces, se necesitan conductores experimentados, que puedan ser responsables y cuidarse a ellos mismos y a sus vehículos con cargas pesadas.”

Por último, otro aspecto importante que valoran tanto Valdiviezo como Galeotti es el sistema de Servicios Conectados que ofrece la firma del Griffin, que permite monitorear permanentemente a la unidad, tanto por la empresa como por el concesionario para obtener un diagnóstico más preciso y evitar paradas innecesarias, a pesar de que en varios tramos no hay cobertura de teléfono ni señal de WiFi.

Para vivir más de cerca esta experiencia y apreciar el imponente paisaje cordillerano, Scania preparó un video que resume –y emociona- las sensaciones que se viven durante el viaje:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *