blanco
FADEEAC

Flexis: la nueva marca de utilitarios creada a partir de una alianza entre Renault y Volvo

La electrificación es el futuro del transporte, especialmente en las ciudades y ya son varias las marcas que ofrecen distintas soluciones para operaciones de distribución, buscando dejar atrás los clásicos utilitarios diésel. En ese sentido, Renault y Volvo Group firmaron un joint venture que dio origen a Flexis, una nueva compañía dedicada al desarrollo, producción y comercialización de utilitarios eléctricos.

Flexis alianza Renault - Volvo

Esta nueva compañía le pertenece en un 45% a Renault, otro 45% a Volvo y el 10% restante a la empresa francesa CMA CGM y cada una aportará su experiencia para el desarrollo de toda una gama de vehículos versátiles y flexibles, aptos para todo tipo de tareas.

De acuerdo a la marca francesa, los primeros modelos serán presentados en 2026 y utilizarán una plataforma tipo patineta o skateboard, con las baterías ubicadas en el piso del vehículo y los motores en los ejes, tal como la mayoría de los EV’s. Inicialmente, los productos de Flexis serán furgones destinados a aplicaciones de última milla –distribución de paquetería- y contarán con todo tipo de soluciones para poder adaptar fácilmente cualquier tipo de carrocería, como si se tratara de un Lego. A modo de referencia, tendrán un largo equivalente a una Kangoo europea (4,49 metros) pero con un techo alto y distancia entre ejes similar a las de una Traffic actual, con un radio de giro tan bueno como el de un vehículo del segmento B. Además, dispondrán de una nueva plataforma electrónica conectada que permitirá reducir hasta un 30% los costos de los operadores logísticos y su interior estará diseñado para que los trabajadores puedan ahorrar el máximo tiempo posible. Según Luca de Meo, CEO de Renault, “Cada 30 segundos que se ahorra en una entrega, estimamos que supone un 1% extra de rentabilidad para el operador logístico”.

Por su parte, la plataforma de software integrada en el vehículo permitirá que el mismo aprenda las rutas de una empresa y pueda calcular las paradas para recargar las baterías en el momento oportuno, aprovechando además una arquitectura de 800V, apta para cargas ultra-rápidas y utilizando baterías compartidas con Alpine.

Los utilitarios serán producidos en la planta francesa de Sandouville –la misma donde se fabrica la Traffic-, con una inversión de 300 millones de euros cada una por parte de Renault y Volvo y de otros 120 millones por parte de CMA CGM. Para su comercialización se aprovechará la red comercial de Renault y Renault Trucks (que le pertenece a Volvo), aunque también podrán ser comercializados a otras compañías con “marca blanca” para que puedan ser vendidos bajo su propio nombre como sucede actualmente con varios productos chinos.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *