Volkswagen presentó la nueva generación de la gama Delivery en Brasil

Finalmente el Proyecto 328, que anticipaba la nueva gama de camiones livianos de la marca alemana, fue develado. Desarrollado íntegramente en la región, a excepción de la cabina que fue diseñada en Alemania, representa un antes y un después para la división de vehículos pesados de Volkswagen, que empieza a dejar de lado la tradicional cabina inspirada en la Transporter T3 de los 80 por una línea mucho más moderna y acorde con sus últimos productos.

vw delivery

Lo primero que llama la atención justamente es su estética, con trazos rectos y numerosos detalles cromados, que le dan un aspecto más robusto y jerarquizado respecto a la mayor simpleza de su antecesor.

Las modificaciones también abarcan el interior, reformulado completamente, con mayor espacio y un cuidado estudio de la ergonomía para que cada comando esté al alcance del conductor y la posición de manejo sea lo más relajada posible, evitando así la fatiga. Tanto el volante como la butaca del conductor se regulan en altura. El diseño del tablero se asemeja al de la pick up Amarok y evidencia una mayor calidad y cuidado en sus terminaciones. El instrumental también es nuevo y cuenta con un display desde el que se puede visualizar la información del vehículo, del trayecto y del motor. Además, podrá configurar funciones de confort, como el cierre centralizado de puertas y la altura del volumen de alerta del panel de instrumentos. La función “económetro” indicará si la conducción está siendo económica o no, en términos de consumo de combustible.

La gama del Delivery estará compuesta por 13 versiones en total y tres niveles de equipamiento (City, Trend y Prime), destacándose la nueva opción de entrada de gama, denominada Express, con capacidad para 3,5 toneladas. En el otro extremo estará la 13.180, con 13 tn de capacidad de carga.

volkswagen delivery

En cuanto a motorizaciones, toda la gama estará impulsada por motores Cummins de 2.8 y 3.8 litros de cilindrada, con potencias de 160, 165 y 175 CV. La primera cuenta con tecnología EGR de recirculación de gases de escape, mientras que las otras dos restantes utilizan el sistema SCR con inyección de urea. En todos los casos, la transmisión es manual de seis marchas, aunque más adelante está prevista la incorporación de cajas automatizadas, también de seis velocidades.

El desarrollo de este nuevo Delivery demandó una enorme inversión de R$1 billón y se produce en la planta brasileña de Resende, lugar elegido para su presentación. Su llegada a nuestro país ya fue confirmado por Volkswagen y está previsto para el primer semestre de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *