Truck Wallet: Daimler y Mercedes-Benz están desarrollando una tecnología para que el camión realice sus propios pagos

Suena extraño, pero no hay ningún error en el título: en Daimler, propietaria de Mercedes-Benz, son conscientes que la conectividad es el futuro para los automóviles y también para el transporte de carga. Ya son habituales las funciones que permiten espejar el contenido de un smarphone en el sistema multimedia de un vehículo, así como también poder monitorear sus diversos parámetros desde la base operativa para gestionar una flota e incluso que dos o más vehículos se comuniquen entre sí. Pero próximamente también será posible que puedan realizar diversas transacciones de manera automática y con total seguridad.

mercedes truck

Para ello, se recurre a una plataforma denominada Truck ID –una suerte de identificación personal de cada camión- junto con otra plataforma denominada Truck Wallet –una billetera virtual- que permite realizar desde el pago de peajes hasta la gestión de contratos de uso a corto plazo en el caso de aplicaciones de CarSharing.

En palabras más simples, es como una billetera o una tarjeta virtual, que permite guardar dinero en efectivo o cargar crédito para realizar diferentes pagos como los peajes, combustible, etc. En lugar de utilizar un elemento físico como las tarjetas de plástico, las transferencias se hacen de manera virtual mediante una conexión WiFi.

Esta tecnología y proceso de pago ya es legal en algunos países como Alemania, por lo que ya se están llevando a cabo pruebas antes de su lanzamiento. Un Mercedes-Benz Actros fue equipado con este sistema –programas de software encriptadas dentro de un procesador que forma parte de la unidad central de control telemático del camión-, desde allí recibe todo tipo de información a través de los sensores y cámaras de la unidad. Inclusive ya se habla de otra utilidad: a cambio de que el conductor comparta datos a terceros sobre el tráfico, el estado de la ruta o estaciones de servicio, se le podrá recompensar con una moneda virtual para que pueda utilizar en otros gastos como la carga de combustible.

Al respecto, Helge Königs, jefe del proyecto, destacó: «Nuestro objetivo es que, en el futuro, los camiones podrán actuar en su propio nombre en diversos campos de aplicación. Los conductores pueden concentrarse más en sus tareas de conducción y las empresas de transporte se benefician de una reducción significativa en el trabajo de administración y de procesos más seguros».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *