FADEEAC

Topline, PGR y Next Gen: tres unidades que reflejan la evolución de Scania

Scania comenzó a aplicar su conocido sistema modular de cabinas desde la década del 80, aquel concepto fue evolucionando en cada nueva generación de sus camiones y esos cambios pueden verse claramente comparando sus productos. Eso es lo que se propusieron dos fanáticos de la marca que se reunieron en General Alvear, Mendoza, para una producción fotográfica con sus tres unidades, un Topline 113H de 1997, un R480 de la serie PGR de 2018 y un RH500 6×2 de la actual serie Next Gen, todos ellos con la icónica combinación de colores azul con franjas rosa y violeta que caracterizaban a las versiones tope de gama de la compañía en la década del 90.

scania

“Fue muy emocionante juntar a esos camiones y ver cómo ha ido evolucionando la marca a través del tiempo”, señaló Luis Carrillo Cichocki, propietario del Topline. El transportista, que forma parte de la empresa familiar Mayorista Comercial Carrillo S.A., contó cómo adquirió esta flamante unidad: “Tenía un camión 2009 de otra marca, de 330 hp y 250 mil kilómetros reales, que habíamos comprado nuevo. Lo canjeamos mano a mano por el Topline modelo 1997, que era de un vecino de nuestra localidad. Tenía 2 millones de kilómetros y nunca le habían abierto el motor, ni la caja, ni el diferencial”. Luego de comprarlo, cambió varias piezas de forma preventiva hasta dejarlo como nuevo e incorporó accesorios como las llantas y los tanques de aluminio de 500 litros, plato de enganche Jost con traba automática y faros cree Led. También relató que el dueño anterior quiere comprarlo de nuevo, pero que sólo lo vendería para cambiarlo por un Topline T (con trompa). “De vez en cuanto lo manejo, pero la mayor parte del tiempo lo tengo guardado para exposición. Me dolería venderlo. Si pudiera me quedo con el frontal para andar y un trompa para tenerlo de colección”, confesó.

scania

Por su parte, Alfredo Prill, dueño de las otras dos unidades y titular de la empresa de transporte que lleva su apellido, relató que eligió los colores de sus camiones en homenaje al Topline, aunque reconoció que antes era fanático de otra marca hasta que adquirió su primer Scania en 2014. “Quería algo mejor y armado a mi gusto, pero la marca que compraba antes sólo me ofrecía unidades estandarizadas”, recordó y contó que cuando compró su segundo Scania -el R 480 azul de 2018-, se sentó con el vendedor para configurar el camión a su gusto y de acuerdo a los accesorios que necesitaba.

scania

Por último, su más reciente adquisición fue el RH500, que forma parte de su flota de tres camiones, uno de los cuales es conducido por él mismo. Actualmente viaja desde Mendoza al norte del país, de allí pasa a Chile y luego retorna a Mendoza transportando cargas generales. Cada vuelta demanda entre 7 y 10 días, para luego descansar dos o tres días en su ciudad para después realizar nuevas entregas.

1 respuesta

  1. Jorje dice:

    Es una belleza de naves

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *