Testimonios: Ricardo Spedaletti cuenta por qué eligió los camiones de Volkswagen para su empresa

Se podría decir que la relación de este empresario con el transporte se inició en su juventud: desde chico, acompañaba a su padre manejando un colectivo en la ciudad de Mendoza. Pero sus objetivos iban un paso más allá, solñaba con crear su propia compañía de transporte, pero no de pasajeros sino de cargas.

vesten camiones

Luego de varios años ahorrando y con la ayuda del que en ese momento era su jefe, logró comprarse su primer camión. Desde allí, el destino parece haberle sonreído a Ricardo Spedaletti, ya que logró un notable crecimiento, contando en la actualidad con 34 unidades, de las cuales 27 son de la marca alemana.

Su empresa se dedica principalmente a dos tipos de trabajo: movimiento de distintas cargas con volcadores y servicios de recolección en los municipios de Luján de Cuyo, Godoy Cruz, Maipú y Las Heras. Además, adquirió un VW 17.280 y una batea de 22,40m para transportar los camiones que el concesionario oficial Vesten comercialice en la región.

“Mi flota se compone de 5 camiones compactadores, 3 retro-excavadoras, 25 volcadores y un tractor con semirremolque. Tengo que cumplir con los trabajos municipales. La recolección no espera. Tenemos concesionadas distintas áreas para realizar el barrido, limpieza y recolección de los residuos”, explicó.

El transportista considera que la productividad del camión, para él, no pasa por los detalles de confort, sino que apunta a la cadena cinemática, tener “un buen fierro”, según sus palabras.

Es por eso que en el transcurso de estos años decidió comparar los camiones de Volkswagen con los de otra marca. Si bien compartían la motorización (lo que los hacía muy parecidos en rendimiento), las cabinas Worker, le daban ese carácter de hacer, trabajar y producir que tanto valora Spedaletti: “A partir de 2008 encontré una diferencia importante entre un motor electrónico y el MWM mecánico que equipaban los VW Worker 13.180 y 17.220. Ahora pasa lo mismo con el VW 17.190 AdvanTech con motor MAN. Lo comparé contra un modelo de la contra y después de tres meses bajo el mismo trabajo, le ganó. Por eso, ya compré cuatro en el transcurso de este año. La clave es que no requiere urea para cumplir con la norma Euro 5. Como está el transporte en la actualidad, es muy difícil rescatar los costos”, analizó y agregó: “El Volkswagen es un camión muy noble. Desde 2001 o 2002 soy cliente oficial de la marca. Actualmente tengo 22 en mi flota, siendo el VW Constellation 17.280 AdvanTech el último que compré”.

Aprovechando la campaña de charlas y asesoramiento que está realizando actualmente la marca alemana, denominada Forum Truck, el empresario mendocino participó de una de ellas, llevada a cabo en la sede de Vesten en la que se les explicó a los clientes la importancia de mantener sus unidades con servicios y repuestos oficiales.

Allí, Spedaletti explicó su estrategia para mantener su flota siempre operativa y actualizada: “Un camión con 300.000 km, más o menos, se renueva. Mi flota tiene antigüedad de 6 años. Llevo una agenda con el diagnóstico de cada unidad y esto es clave para la renovación. Insisto, el camión me tiene que servir. Me incliné por Volkswagen porque sus camiones me responden muy bien y se adaptan a las necesidades de mi negocio”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *