Situación crítica: FADEEAC reclama el sinceramiento del precio del combustible

Como era de esperarse, el descongelamiento en el precio del combustible para el mercado mayorista afectó de manera directa a los transportistas, empeorando aún más una problemática que desde el sector vienen advirtiendo desde hace meses: el gasoil, un insumo fundamental para la actividad, cuesta hasta un 10% más en algunas regiones del país y, la política de mantener el precio para el mercado minorista está produciendo un efecto colateral no deseado, el desabastecimiento, debido a una reducción en los cupos que procuraban las refinadoras a las empresas.

transporte fadeeac

Así lo informó la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) en un comunicado en el que solicitó al Gobierno Nacional la implementación de políticas que ayuden a preservar la actividad; y a las refinadoras de diésel el normal abastecimiento y el retroceso de los precios de acuerdo con la forma de compra.

“En este contexto crítico para la economía nacional y el sector, FADEEAC solicita de forma urgente el sinceramiento del precio del combustible y que sea el mismo en todo el territorio nacional, ya que hay diferencias de hasta el 10% entre algunas regiones. Con este objetivo la entidad envió una carta al ministro de Transporte nacional, Guillermo Dietrich, y al secretario de Energía Gustavo Lopetegui, luego de haber agotado otras instancias de negociación”, destaca el comunicado de prensa emitido por la federación que nuclear a los principales transportistas del país y detalla: “El Decreto 601/19 congeló los precios de los combustibles en surtidor, lo que les permitió a las empresas refinadoras y comercializadoras de gasoil aumentar todos los otros medios de comercialización. El autotransporte de cargas en su gran mayoría consume este producto a través de mecanismos como tarjetas propias de las empresas comercializadoras, que sufrieron aumentos que superan hasta en un 5% el valor del surtidor. En tanto, las medianas y grandes empresas de transporte que consumen este insumo en importantes cantidades o a granel, que naturalmente tienen un valor menor que el de surtidor debido a que no cuenta con costos de comercialización, se vieron afectadas con aumentos que rondan el 10%”.

Además, FADEEAC también señala que las empresas refinadoras redujeron los cupos de entrega tanto a quienes consumen a granel -que llega a un tercio de lo que normalmente entregaban- como a las estaciones de servicio propias, donde las empresas chicas cargan combustible con tarjeta.

Esta situación está llevando al desabastecimiento y a que algunas compañías deban comprar el diésel en surtidor, lo que aumenta la posibilidad de que no haya combustible suficiente. Asimismo, esta problemática también llevará, inevitablemente, a un nuevo aumento en los costos.

El comunicado finaliza con una importante advertencia: “El futuro del país también depende de si poner en marcha un camión para transportar materia prima y bienes elaborados es posible. Si no se adoptan las medidas que ayuden a paliar esta realidad, se prevé un resentimiento de la actividad a tal punto que resulte difícil seguir transportando la producción, lo cual es clave para superar la crisis económica en la que se encuentra Argentina”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *