Reinicio de actividades: la planta de Volkswagen Camiones y Buses retomó la producción

La pandemia de coronavirus afectó de manera directa a la industria automotriz, tanto en nuestro país como a nivel global. En la región, uno de los países más afectados por esta enfermedad es Brasil, sin embargo, el país vecino ya se encamina a retomar varias de sus actividades industriales. Ese es el caso de Volkswagen Camiones y Buses, que reinició sus operaciones este lunes, aunque bajo estrictas medidas de protección.

ve resende

Así lo anunció la división de la marca alemana que indicó que la primera unidad producida luego de la suspensión temporal de la planta de Resende fue un camión Delivery 9.170. El comunicado oficial pone el foco en el minucioso y completo protocolo de protección y salubridad implementado en la factoría: los cuidados se realizan incluso antes de que los operarios aborden el transporte hacia la fábrica, ya que antes de subir al ómnibus se controló que todos tengan colocadas mascarillas, utilicen alcohol en gel y se les tomó la temperatura. Al llegar a la planta, el desayuno tradicional cambió su formato, siendo reemplazado por kits de desayuno para evitar compartir utensilios y aglomeraciones. Asimismo, todos recibieron  kits de mascarillas lavables y pudieron comprobar las docenas de puntos de distribución de alcohol en gel que se instalaron. A través de diversas formas de comunicación, la jornada comenzó con la amplia difusión de las recomendaciones necesarias y los cambios en la rutina de trabajo.

Una vez en sus puestos, los procesos de montaje también se adaptaron para preservar la distancia mínima de dos metros y se verificó que todos respeten las demarcaciones en el suelo. En el caso de que esto no sea posible debido a las características de la operación, se les entregó a los colaboradores pantallas faciales de acrílico y gafas de seguridad, además de los equipos de protección personal habituales.

vw camiones

Al igual que en el desayuno, también se realizaron modificaciones durante el almuerzo, con horarios alternativos y capacidad limitada del restaurante para garantizar la seguridad de todos. A lo largo del día, también se intensificó la limpieza de las máquinas, herramientas, habitaciones y áreas comunes. Al regresar a casa, se recomendó al personal que tuvieran el mismo cuidado que en el viaje de ida. En esta fase de reanudación, al final de cada día, un comité de empresa se reúne para evaluar la eficacia de las medidas adoptadas y definir nuevas acciones, si es necesario.

El regreso a las actividades en Resende fue posible tras una votación llevada a cabo por el Sindicato dos Metalúrgicos do Sul Fluminense, los operarios de Volkswagen y las empresas del Consorcio Modular, quienes aprobaron la suspensión del contrato de una parte del personal de producción y la reducción de la jornada para los equipos administrativos en un 25% para poder reanudar de manera paulatina y gradual la producción.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *