Pruebas exitosas: el Mercedes-Benz eActros (100% eléctrico) se consolida como la alternativa para el futuro del transporte

Hace unos meses atrás la marca alemana había anunciado que el eActros, la variante 100% eléctrica de su extrapesado, había iniciado su fase de pruebas con el fin de evaluar su uso para aplicaciones urbanas y de media distancia y chequear el correcto funcionamiento de su mecánica y sistemas. Los primeros resultados fueron realmente positivos y más empresas se interesaron en sumarse a los test con la convicción de adquirir varias unidades cuando finalmente sea lanzado al mercado.

eactros

Una de las nuevas empresas en probarlo fue Remondis, una compañía especializada en reciclaje y tratamiento de residuos, que utilizó una unidad para realizar el recorrido habitual por la ciudad y los parques industriales del distrito de Rodenkirchen en Alemania. Allí se confirmó que su autonomía en condiciones de uso real, independientemente de la ruta, la carga o la geografía del terreno por el que circule es de 200 kilómetros, por lo que puede completar una jornada de trabajo con una sola carga de las baterías, acción que se lleva a cabo durante la noche para que el camión esté listo para circular durante el día.

Esta variante está desarrollada sobre la base del Actros convencional, aunque cuenta con modificaciones en el chasis para permitir la incorporación del sistema eléctrico: está compuesto por dos motores ubicados en el segundo eje, que desarrollan en conjunto 334 CV y 485 Nm de torque, que se elevan hasta unos impresionantes 11.000 Nm con la desmultiplicación de la transmisión.

mercedes eactros

Estos motores están alimentados por un paquete de baterías de iones de litio de 240 kWh de capacidad, que puede recargarse en tan solo dos horas si se utilizan cargadores especiales de 150 kW de potencia. Además de impulsar al camión, el sistema eléctrico también le permite operar el climatizador de la cabina y la refrigeración de la caja de carga. Adicionalmente, dispone de un sistema de frenado regenerativo, que ayuda a extender al máximo posible la autonomía y evita el uso de los frenos de servicio.

Al contar con una velocidad máxima de 90 km/h, el camión también puede utilizarse en autopistas y al ser de cero emisiones, se le permite la circulación en áreas restringidas al tránsito con motores de combustión. Además se destaca por la entrega inmediata de torque y el bajísimo nivel de ruido –prácticamente nulo- en comparación con unidades diésel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *