Informe FADEEAC: en septiembre los costos aumentaron un 4,30% y la suba ya llega al 35% anual

Una vez más, los preocupantes pronósticos de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) se volvieron a cumplir y dejan en evidencia la vulnerabilidad del sector: en septiembre, el índice de costos aumentó un 4,30%, lo que se traduce en un 35% anual y llega hasta un 50% si se tienen en cuenta los registros de los últimos doce meses.

transporte

El panorama empeoró notablemente tras la fuerte devaluación –del orden del 30%- tras las elecciones primarias, lo que llevó al alza a los principales rubros que se toman como referencia para elaborar el índice: con el aumento en el valor del dólar, lo que más subió en comparación con agosto fue el Material Rodante (+18,66%), seguido por Reparaciones (+10,79%), Lubricantes (+5,5) y Seguros (+4,75%). Mención aparte para el combustible, que se incrementó un 6,40% en septiembre (ver apartado siguiente).

En menor medida, también se vislumbraron subas en Gastos Generales (+1,72%), Neumáticos (+1,2%) y Costo Financiero (+0,51%), mientras que en Personal, Patentes/Tasas y Peajes, no hubo modificaciones significativas, aunque sí se esperan para octubre, ya que se proyecta un piso del 3% sólo por la aplicación de la segunda cuota acordada del ajuste de salarios, que será del 11,5%. Así, el Índice alcanzará o superará el 40% anual.

Reclamos constantes: el precio del combustible y la presión impositiva

Desde hace varios meses, la Federación viene advirtiendo de manera constante sobre la diferencia de precios del gasoil en distintos puntos del país, que se agravó desde el descongelamiento en el valor para el mercado mayorista. Según la entidad, los precios de compra mayorista por granel son los que sufrieron aumentos muy superiores al promedio, entre el 10% y el 20% dependiendo de la zona y marca. Además, se vienen reportando problemas en el abastecimiento de combustible en todo el territorio nacional.

De acuerdo a los registros oficiales, durante el tercer trimestre del año, el aumento promedio llegó al 25,3%, una tendencia que se mantiene desde 2018, cuando la suba fue del 77% anual.

A esta problemática, también se suma la altísima presión impositiva que aqueja al sector, del orden del 40%, lo que sumado a las tasas de interés y la incertidumbre cambiaria, viene poniendo en jaque la competitividad de los transportistas, una pieza clave de la economía del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *