Informe FADEEAC: en febrero los costos aumentaron un 3,6% pero el pronóstico es optimista

Leve cambio en la perspectiva para el sector: después de meses –o años- con subas que venían poniendo en jaque a las empresas, de acuerdo a la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) finalmente se prevé una desaceleración en los aumentos en los próximos meses. Sin embargo, a pesar de este pronóstico un poco más alentador, el Índice de Costos del Transporte elaborado por la entidad, registró en febrero un incremento del 3,6%.

fadeeac

En este caso, el principal motivo fue el ajuste salarial acordado por el sector: un 13,3%, lo que llevó a que la suba acumulada durante este primer bimestre de 2020 sea del 5,79%. En este punto, si bien la Federación señala que se prevé una desaceleración, los aumentos registrados en los últimos doce meses llegan al 51%.

Lo que motiva este panorama algo más esperanzador para el transporte es que algunos insumos clave como el combustible, los peajes y el dólar, junto con los menores los menores incrementos relativos al personal, se mantienen estables. El rubro Combustible, por ejemplo, bajó un 0,69%, mientras que el Costo Financiero se redujo un 4,73% impulsado por el descenso en las tasas de interés por parte del Banco Central, lo que resulta positivo para las empresas.

En contraste, sí se registraron aumentos más fuertes en rubros vinculados a la mano de obra, como Reparaciones (3,9%) y Gastos Generales (5,7%). Asimismo, Seguros subió un 2%, mientras que Material Rodante y Neumáticos lo hicieron por debajo del 1% (0.82% y 0.62%, respectivamente). El resto de los rubros no presentó modificaciones con respecto a enero.

El informe de FADEEAC finaliza reiterando la situación actual que atraviesa el sector y la necesidad de implementar medidas que le devuelvan algo de competitividad: “El autotransporte de cargas y la logística no son formadores de precios, sino que sobre ellos impactan la suba de los rubros que componen los costos y los impuestos. Ello inevitablemente se traslada a las tarifas y, finalmente, a los bienes que consumen las familias argentinas. Por lo tanto, medidas que contemplen la importancia del sector generarán, en definitiva, un alivio para todo el circuito productivo”. Además, remarca que se mantiene la caída en los volúmenes transportados y una carga impositiva del 42% en la tarifa final del flete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *