Advertisementcastrol
FADEEAC

FH, FM y FMX Electric: Volvo lanzará las versiones 100% eléctricas de sus camiones pesados en Europa

En 2019 Volvo presentó los semipesados FL y FE Electric en Europa, sus primeros camiones eléctricos, diseñados para tareas de distribución urbana o recolección de residuos. Menos de dos años después, la marca sueca ya está lista para lanzar su gama pesada con motorización eléctrica: los FH, FM y FMX incorporarán este año una versión de cero emisiones para impulsar la transición hacia la electrificación también en el transporte de carga para aplicaciones de media y larga distancia y la construcción.

volvo electric

Sí, lo que hasta ahora era el talón de Aquiles para los camiones eléctricos, la firma escandinava considera que ya está en condiciones de ser comercializados en variantes de hasta 44 toneladas de Peso Bruto Total Combinado (PBTC) y una aceptable autonomía de 300 kilómetros según la configuración elegida. Las ventas se iniciarán este mismo año, pero la producción en serie a gran escala está prevista para 2022.

De esta manera, Volvo contará con una gama completa de camiones eléctricos a batería en Europa para operaciones de distribución, recolección de basura, transporte regional y construcción urbana. El siguiente paso será finalizar el desarrollo de vehículos alimentados por celdas de combustible de hidrógeno, que ofrecerán una mayor autonomía y rapidez de recarga, aunque recién estarán listos para la segunda mitad de esta década. El objetivo final de la compañía es contar con un portfolio completo de cero emisiones y sin utilizar combustibles fósiles para 2040.

electric volvo

“Al aumentar rápidamente nuestra oferta de camiones pesados eléctricos, queremos ayudar a nuestros clientes y transportistas a alcanzar sus ambiciosos objetivos de sustentabilidad. Estamos decididos a seguir impulsando a nuestra industria hacia un futuro sustentable”, afirmó Roger Alm, Presidente de Volvo Trucks quien explicó cómo se dará este cambio: “Para reducir el impacto del transporte sobre el medio ambiente, debemos hacer una rápida transición de los combustibles fósiles a alternativas como la electricidad. Pero las condiciones para realizar este cambio y, en consecuencia, el ritmo de la transición, varían drásticamente entre los distintos transportistas y mercados, en función de muchas variables, por ejemplo, los incentivos financieros, el acceso a la infraestructura de carga y el tipo de operaciones de transporte. La mayoría de las empresas pasarán a las operaciones eléctricas por etapas. En la práctica, muchos de ellos tendrán una flota mixta de camiones propulsados por diferentes combustibles durante un período de transición”.

Desde la compañía remarcan que el ambiente del conductor, la confiabilidad y la seguridad será la misma para toda su gama de camiones, independientemente del sistema de propulsión elegida, sea diésel, gas o eléctricos y que trabajarán para que el cambio sea lo más gradual posible para facilitarles a las empresas de transporte su adaptación.

volvo

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *