Costos del transporte: FADEEAC advierte que el alivio de febrero es “sólo una ilusión”

Febrero aparentó dar un pequeño respiro a los transportistas, con una leve baja del 0,22% en el índice de costos, pero la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) ya adelantó que por la suba del combustible y la disparada del dólar, en marzo los costos aumentarán como mínimo un 5%.

Según el comunicado oficial, “se prevé el 11 % de suba en los salarios para marzo dado la paritaria rubricada y el ya efectivizado aumento del gasoil a partir del 1 de marzo. Con estos valores, sumado al dólar y peajes, se acumularía un aumento no menor del 5% en marzo y un piso del 8% para el primer trimestre del año”.

fadeeac costo transporteTal como en meses anteriores, la mayor preocupación es el continuo aumento en el precio del combustible: la nueva suba del diésel efectivizada por las principales petroleras a partir del 1 de marzo -y estimada hasta el momento en 3%- considera que solo se trasladó el costo de la actualización del impuesto (ICL). En esta dirección, si el ajuste en los precios internos del gasoil hubiera transmitido automáticamente el aumento de los precios internacionales y del tipo de cambio, el incremento estaría alrededor del 10% por el esquema import parity. Es esperable entonces un mayor ajuste de los combustibles en el corto plazo. Si a los dos componentes del costo más relevantes se le adicionan los aumentos de peajes y particularmente la última disparada del dólar, los costos del transporte de carga pueden trepar a un 9% o alcanzar los dos dígitos inclusive, de enero a marzo, lo que implicaría la continuidad del alza de los costos del transporte de cargas en el país, advirtieron desde la entidad.

graficos fadeeac

Con estas condiciones, la competividad y el crecimiento del sector siguen en jaque. Sólo en 2018, los costos para transportar mercaderías soportaron el incremento más alto desde 2002, con una suba del 61,5% que superó por más de 35 puntos el incremento anual de 2017 (23,9%) y 14 puntos por encima de la inflación minorista, también récord de los últimos 27 años. El combustible, suministro crítico e indispensable para el transporte, se incrementó en un 77 % el año pasado y más del 100% desde la desregulación del mercado de hidrocarburos, del 1 de octubre de 2017.

Estos aumentos afectan también a otros rubros relacionados con el transporte, lo que se refleja en las fuertes caídas en los volúmenes transportados en el consumo masivo, la industria y la construcción.

Por último, la Federación expresó nuevamente su malestar por la presión de la carga impositiva –del orden del 40%- lo que atenta contra la competitividad de las empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *