Camiones eléctricos: Volvo inició la comercialización de los FL y FE en Europa

Luego de un considerable periodo de pruebas llevado a cabo en alianza con transportistas de Gotemburgo (Suecia), donde la marca obtuvo devoluciones muy positivas sobre su funcionamiento, Volvo anunció que comenzará a comercializar sus camiones eléctricos en algunos países de Europa. En esta primera etapa, estarán disponibles en Suecia, Noruega, Alemania, Suiza, Francia y los Países Bajos, con el objetivo de expandirse a otros mercados en los próximos años.

volvo electrico

Los FL Electric y FE Electric representan la propuesta de la firma escandinava para el desarrollo de un transporte sustentable en entornos urbanos. Justamente, ambos productos fueron diseñados para desempeñar diversas aplicaciones en las grandes ciudades, como recolección de residuos o reparto de mercaderías. Entre sus ventajas, además de no emitir gases ni sustancias contaminantes, se destacan por su bajo nivel de ruido, lo que permitirá realizar entregas y brindar diferentes servicios durante la noche, reduciendo así la congestión durante las horas pico.

“La urbanización global requiere de una logística urbana y de camiones con cero emisiones y menos ruido con suma urgencia. Con los Volvo FL Electric y Volvo FE Electric, podemos satisfacer tanto las fuertes demandas ambientales como los altos requisitos comerciales de nuestros clientes”, señaló Jonas Odermalm, Vicepresidente de electromovilidad de la compañía.

Tal como lo informamos hace unos meses atrás, el FL Electric cuenta con un motor de 248 CV y 425 Nm de par, alimentado por un pack de 2 a 6 baterías de iones de litio, con una capacidad que va desde los 100 a 300 kWh –que le otorgan una autonomía de 300 kilómetros- y pueden recargarse en unas dos horas mediante un conector de corriente continua, o en 10 horas si se utiliza tomacorriente convencional. La transmisión es automática de dos velocidades y el PBT es de 16 toneladas.

electric volvo

Por su parte, el FE Electric está impulsado por dos motores de 348 CV y 850 Nm, también asociado a una caja automática de dos marchas y a un paquete de baterías iones de litio con capacidad de 200 a 300 kWh, que le otorgan una autonomía de hasta 200 kilómetros. La recarga es similar a la del FL, con conector de corriente continua o con un enchufe normal conectado a la red doméstica.

Aunque durante los test los camiones evidenciaron muy buenos resultados, Odermalm reconoce que el desarrollo de la infraestructura de carga sigue siendo un tema a resolver para que la movilidad eléctrica se consolide: «Reconocemos que la infraestructura de carga aún está en desarrollo en la mayoría de las ciudades y estamos trabajando junto con socios públicos y privados para acordar una estrategia a largo plazo para garantizar su expansión. Está claro que el ritmo de su desarrollo debe aumentar», aseguró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *