Allison Transmission presentó sus últimos desarrollos para vehículos de defensa en Eurosatory 2018

La compañía, conocida por sus cajas automáticas para camiones y buses, también desarrolla desde hace más de 65 años, soluciones de propulsión para aplicaciones militares: sus transmisiones son utilizadas en vehículos de defensa con tracción por orugas y ruedas convencionales, elegidas por su destacado rendimiento y fiabilidad.

transmision

Al igual que en el transporte civil, las necesidades y exigencias militares evolucionan constantemente y para demostrar sus últimos avances en este rubro, Allison Transmission participó del evento Eurosatory 2018, la mayor exposición de implementos militares de Europa, que se realizó a mediados de junio pasado.

Actualmente, Allison viene desarrollando arquitecturas de transmisión cruzada para vehículos de seguimiento medio que van de 23 a 36 toneladas métricas, y para vehículos con orugas pesadas que van de 50 a 63 toneladas métricas.

Estas cajas automáticas utilizan un convertidor de par que absorbe las cargas de choque y los picos, reduciendo el desgaste de todo, desde la tripulación del vehículo hasta el motor, las ruedas o las orugas. Además, cuentan con la tecnología exclusiva Continuous Power, que permite una aceleración suave del motor en el lanzamiento y durante los cambios, protegiendo todo el tren motriz y al contar con un convertidor, no hay embragues mecánicos que puedan desgastarse como en una caja manual o automatizada.

Al respecto, Dana Pittard, vicepresidente de programa de defensa de la compañía, explicó: “Desde la perspectiva del comando, la fiabilidad es crucial. Más tiempo de actividad significa que los equipos tienen más tiempo para entrenar, lo que se traduce en una mayor preparación para la misión. Además, cuando los vehículos entran en acción, los comandantes pueden confiar en que la fiabilidad excepcional de su transmisión Allison les ayudará a completar su misión”.

Las cajas de velocidades desarrolladas por Allison se destacan por proporcionar mayores rangos de par y una mayor capacidad de peso bruto del vehículo. Combinado con controles electrónicos avanzados, esto optimiza el rendimiento de los motores de mayor potencia, ofreciendo un mejor rendimiento y control general del vehículo, independientemente de la pendiente o el terreno. Las mejoras de rendimiento adicionales incluyen una mayor economía de combustible, provisiones incorporadas de toma de fuerza (PTO) que proporcionan energía a los equipos de la misión montados en el vehículo, y un frenado y dirección superiores de los vehículos con orugas para la ejecución precisa de la misión.

Vale destacar que los productos de la firma estadounidense también se utilizan para actualizar modelos ya existentes, como la reciente prueba de un vehículo de combate Bradley equipado con la caja 3040 MX (de la Serie 3000), una variante del X300, que se encuentra en los vehículos británicos Warrior, British Terrier y CV90 suecos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *