Allison Transmission presentó su nueva caja automática de 9 marchas y un sistema híbrido con mayor alcance en modo eléctrico

La firma estadounidense desarrolló esta nueva transmisión que se destaca por contar con una gran relación de reducción en primera velocidad para tareas de fuerza y que proporciona una significativa reducción en el consumo de combustible, complementada también por el sistema Start&Stop (opcional), que acopla y desacopla automáticamente la caja a la vez que arranca o se detienen el motor de combustión.

allison-9vel

Otra característica importante de la caja de 9 marchas es que aprovecha algunas características y tecnología de las exitosas cajas de 6 marchas Serie 2000, como su durabilidad, y utiliza las mismas interfaces de su antecesora, por lo que puede adaptarse perfectamente a vehículos que utilizan la Serie 2000. Fue pensada para camiones de distribución, de alquiler y arrendamiento, así como también buses escolares.

Al respecto, David S. Graziosi, presidente y CEO de Allison Transmission, destacó: «Con esta nueva transmisión, Allison continúa demostrando su compromiso de ayudar a alcanzar los estándares de eficiencia de combustible y emisiones de los vehículos».

Por otra parte, la compañía también presentó su propuesta de electrificación, que incluye un sistema híbrido con un alcance de hasta 15 kilómetros en modo 100% eléctrico, diseñado para buses urbanos de transporte público, que entra en funcionamiento de cero emisiones al acercarse, parar y salir de las estaciones, logrando así un entorno más silencioso y con menor contaminación.

Este sistema está acoplado a una batería de iones de litio, un inversor dual más pequeño y ligero con refrigeración de agua etilenglicol para un funcionamiento más eficiente; y el accesorio de potencia aumentada II para mejorar el ahorro de combustible mediante el uso del sistema híbrido para accionar los componentes como el aire acondicionado, los compresores de aire y la dirección asistida.

A diferencia de otros sistemas, no es del tipo enchufable, por lo que no requiere infraestructura de carga eléctrica de la batería, que se recarga mediante el frenado regenerativo y el funcionamiento del motor. La capacidad de frenado regenerativo puede ampliar el intervalo de cambio de freno hasta en un 350% y la arquitectura paralela dividida en dos modos mejora la economía de combustible hasta en un 25%.

“Este híbrido con autonomía eléctrica ampliada se basa en uno de los sistemas de propulsión híbrida más fiables y eficientes. Con más de 8.000 autobuses en todo el mundo utilizando nuestro sistema desde 2003, Allison fue pionera en electrificación y continua siendo una marca de confianza”, señaló Graziosi.

Por último, otra de las novedades que anunció la marca fue su colaboración con proveedores de servicios telemáticos (TSPs) y fabricantes de vehículos, a fin de ampliar y mejorar su servicio de gestión de flotas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *